Menu
Facebook Twitter Youtube Youtube

Menos ruido, más comunidad!

Como parte de nuestro proyecto que está enfocado en promover la paz y la reconciliación en los barrios que han sido los más afectados por décadas de conflicto, hemos estado apoyando a niños, niñas, líderes juveniles y líderes comunitarios para que realicen campañas para sanar las divisiones en sus comunidades.

Con el apoyo de los líderes comunitarios, los niños y las niñas que participan en el proyecto de nuestro aliado Fundescodes en Buenaventura llevaron a cabo una campaña llamada "Yo me Comprometo", en la que pidieron a los miembros de la comunidad que redujeran el volumen de la música en casa y en la calle.

Los niños y las niñas explicaron que la situación estaba causando fricción y ruido excesivo en la comunidad, lo que les impedía hacer cosas básicas como estudiar y dormir.

Los miembros de la comunidad se involucraron y escribieron sus compromisos personales para promover la coexistencia pacífica en un tablón de anuncios público:

"Yo me comprometo a colocar música en un tono moderado para no interrumpir las actividades de los demás, porque lo que queremos es menos ruido y mejor salud."

"Más amor, y menos ruido dentro de la comunidad."

"Ya no queremos más ruido, queremos vivir en paz."

"La paz solo se consigue si todos nos comprometemos a aportar."

Se han producido muchos cambios notables en las actitudes y el comportamiento de los adultos gracias a este proyecto, lo que lleva a una reducción en el nivel de violencia hacia los niños y las niñas y un mayor interés en proteger sus derechos.

Por ejemplo, en un vecindario, se había identificado casos regulares de comportamiento abusivo hacia los niños. Si, por ejemplo, los niños jugaran al fútbol en la calle y su pelota fuera pateada accidentalmente en el patio de un vecino, el vecino respondería con agresión física y verbal.

Gracias a las campañas de construcción de la paz, los miembros de la comunidad ya no son agresivos con los niños y las niñas y ahora usan el diálogo en lugar de la agresión para resolver situaciones potencialmente conflictivas. Los vecinos también acordaron entre ellos turnarse para observar a los niños cada vez que juegan en la calle, como un medio para protegerlos aún más del riesgo.

Sigue este enlace para leer más sobre las actividades y campañas que los niños y las niñas de Fundescodes realizaron para promover la paz y la convivencia en sus comunidades a través de nuestro proyecto este año.


Previous page