Menu
Facebook Twitter Youtube Youtube

Nuestros Boletines: 2020

Esta es mi realidad adolescente

La adolescencia puede ser complicada para cualquiera. Manejar las relaciones con familiares y amigos, aplicarse en el colegio y tratar de averiguar lo que quieres hacer cuando “crezcas”. Imagina cuánto más difícil es todo esto cuando la gente te descarta porque vives en un barrio marginal, tienes una vida hogareña caótica y acabas de cumplir una sentencia de dos años en un centro de detención de menores. Cuando conocimos a Darío, de 17 años, se encontraba precisamente en esta situación.

“Sales e intentas conseguir un trabajo, pero nadie te da trabajo. No tienes nada que hacer, ningún lugar donde vivir y nada para comer. ¿Y entonces qué? Puede que realmente quieras cambiar tu vida, pero entonces tienes que enfrentar la realidad de tu situación. Y esta es mi realidad: no tengo familia y fui estigmatizado porque todo el mundo sabía que había estado en un centro especializado, así que, sí, me encontré reincidiendo. Quería hacer lo correcto y dejar esa vida atrás; fue tan frustrante que no tuve la oportunidad. Creo que sería genial si te ayudaran a prepararte para cuando salieras y luego comprobaran cómo te va”.

Hemos escuchado a Darío y a otros jóvenes en su situación. Este año, comenzaremos a llevar a cabo un proyecto que proporciona apoyo práctico y emocional a los niños, niñas y adolescentes mientras se encuentran en los centros de detención, así como orientación y acceso a los servicios después de su partida.

Necesitamos de tu apoyo para conseguir que este trabajo sea posible.

Ayuda a los adolescentes como Darío a conseguir lo que nunca tuvieron: una oportunidad.


Previous page